Mujeres en Red
twitter
twitter

[Por ]

"Este mundo no va más". Entrevista a Gina Vargas

Por Milagros Leiva Gálvez

Visitas: 20164    Enregistrer au format PDF   

*Fotografía: Gina Vargas (Peru) y Alejandra Domínguez (Uruguay) en el Foro Social Mundial 2003. Más imagines

Gina Vargas, socióloga fundadora del movimiento Flora Tristán, ha sido elegida representante de la sociedad civil mundial ante la Cumbre del Milenio +5 de las Naciones Unidas. Recordará a los gobernantes que la meta es erradicar la pobreza extrema y el hambre.


Le han contado que de chica era una niña muy traviesa. Inquieta, era una palabra menor. Hoy sus compañeras feministas dicen que es una guerrera como pocas. Hace 26 años fundó el movimiento Flora Tristán y desde entonces no ha parado en su defensa de los derechos humanos de la mujer. Estudió Sociología en la Universidad Católica y desde el principio se convirtió en una viajera frecuente. Gina Vargas asegura que lo suyo es una lucha pasional.

¿Dirías que desde niña fuiste una feminista?

Todo lo contrario. Yo vengo de una familia bastante conservadora. Mi padre era militar, mi madre, ama de casa y lo que yo traté fue de cambiar los patrones de socialización y de comportamiento. Recuerdo que mis padres querían que yo estudiara Decoración porque les parecía un oficio femenino y yo quería una carrera que no fuera tradicional. Para poder ingresar a la universidad tuve que ceder: yo estudiaba en la academia siempre y cuando en las tardes siguiera mis cursos de buenos modales. Logré ingresar a la Católica como parte del trato y luego sentí que había logrado más o menos ser libre, nunca llevé mi apellido de casada, por ejemplo.

¿Tu marido no decía nada?

No, era ’progre’. Después enviudé y tuve parejas comprensivas. Hoy tengo un compañero democrático y llevamos quince años juntos...

Hay gente que las ve con prejuicio. Dicen: "Las feministas son unas locas, unas lesbianas..."

A mí no me molesta que me digan lesbiana porque no es ningún pecado ni nada malo. Yo recuerdo que en los años ochenta, cuando salimos a pelear por el nombre propio y la no violación de las mujeres un diario escribió: "las feministas son flores sin regar" .

¿Fue difícil crear el movimiento Flora Tristán?

Fue difícil, pero muy apasionante.

¿Qué es lo que más te afecta?

La violación de las mujeres dentro y fuera del matrimonio. El hecho de que se siga pensando que las mujeres que se quedan en casa no trabajan cuando tienen un aporte importante en el nivel reproductivo. Las mujeres seguimos ganando 40% menos que los hombres y no estamos en los puestos de decisión, como debería ser.

Lourdes Flores Nano quiere ser presidenta. ¿Votarás por ella?

Me parece excelente tenerla como candidata, pero no es mi opción porque creo que no tiene claro lo que son los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Dentro de su partido hay gente tan antidemocrática y fundamentalista como Rafael Rey y su tendencia no tiene nada que ver con los derechos de las mujeres. Un ejemplo: está diciendo que para evitar el sida hay que ser castos, que no hay que usar anticonceptivos, cree que los homosexuales son todos enfermos. Dios mío y en pleno siglo XXI...

El lunes viajas a la cumbre de la ONU representando a la sociedad civil mundial en su lucha frontal contra la pobreza...

Tengo cinco minutos para hablar representando a la sociedad del mundo y los tres pilares de discusión tienen que ver con fuerzas que impiden que la democracia avance: el modelo neoliberal que se presenta como si fuera el único posible cuando se ha demostrado que es excluyente; lo segundo es el militarismo que produce invasiones como las de Iraq, y en tercer lugar el fundamentalismo religioso y económico que impide el desarrollo.

¿Qué proponen ustedes?

Decimos que la deuda de los países del tercer mundo es ilegítima, que es una deuda que ya se pagó con creces y que la ciudadanía no tiene por qué seguir aceptando. El Fondo Monetario Internacional sabe perfectamente por qué la deuda es ilegítima: Se gestó hace muchos años y el pago de los intereses ha sido permanente. El 27% del presupuesto peruano se va a la deuda y no hay economía que aguante.

Pero pedir que se condone la deuda es un imposible... No lo estoy planteando yo, es la sociedad civil mundial la que se está movilizando para lograrlo. Y esto no significa no pagar el monto original; lo que no podemos permitir es el abuso de los intereses y para eso hay que hacer una reforma radical de la Naciones Unidas porque tal como está ya no sirve.

¿No crees que tu discurso quedará en buenas intenciones?

No porque la movilización global es persistente. Hay movimientos por la justicia global, los sin tierra, los sin casa se están organizando; muchos movimientos están avanzando en el Foro Mundial y nuestra consigna es una sola: este mundo que nos quiere vender no va más, hay otros mundos posibles que sustentan las propuestas desde la sociedad civil y que desarrollan economías solidarias. Se critica mucho a los países en desarrollo la corrupción y narcotráfico y tenemos que combatirlos, pero no podemos aceptar que sea una mirada unilateral porque el narcotráfico está avalado por las grandes trasnacionales, por los poderosos. Eso lo sabemos todos.

¿Estás en contra de las trasnacionales?

No. Yo creo mucho en las inversiones, pero deben existir patrones internacionales que permitan la defensa de los derechos y del medio ambiente que hoy las trasnacionales no cumplen. El problema es que cuando no lo hacen compran corruptamente a las autoridades para seguir con sus negocios. No es posible que el 80% de la población mundial solo reciba el 20% de la riqueza y el 5% recibe el 80% de la ganancia; es un tremendo desequilibrio para lo cual no hay ninguna explicación racional. Y todo esto sucede porque el modelo neoliberal pone al mercado como el supremo rector de la sociedad en lugar de poner a los ciudadanos en el centro del desarrollo.

El estudioso Will Kymlicka ha instalado el concepto de ciudadanía diferenciada y demostrado cómo los derechos se han convertido en una mercancía. Y todo esto sucede por la soberbia de quienes concentran la riqueza y el control de la economía. Las trasnacionales, por ejemplo, no rinden cuentas a nadie, solo cuenta la ganancia. Por eso una de las grandes demandas de la sociedad civil es que el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio estén bajo la supervisión de Naciones Unidas porque en este momento hacen lo que quieren.

Una encuesta reciente revela que los peruanos no creen en los políticos y las cifras espantan.

¿Cómo vamos a creer en este Congreso que tenemos? Es vergonzoso, pero no te preocupes que la lucha democrática aglutina civiles que confían en el cambio.

¿Te interesa la politica?

En el 85 fui candidata con la Izquierda Unida, pero no salí elegida. Me interesa mucho, pero hoy prefiero hacerlo desde la sociedad civil.

Mujeres ’progre’ se están lanzando a las próximas elecciones. Están Susana Pinilla, Susana Villarán... Y me parece excelente. Las mujeres podemos estar bien representadas, pero en mi caso me siento más satisfecha siendo una especie de pulga en la oreja.

¿No te cansas, Gina?

Pierdo la paciencia, pero no me canso. Tengo una impaciencia vital frente a la injusticia. No transo. Y toda esta lucha es muy pasional. No es un sacrificio luchar por los otros a sabiendas de que el proceso es lento. Me gusta saber que cada día somos más y que mi voz puede llegar a foros como el de Naciones Unidas y quizá esa energía es la que me permite seguir luchando.

¿Te sorprendió la elección?

¡Claro! Ha sido una consulta global, pero si hay que dar la pelea no retrocedo.

Es como si fueras la presidenta del mundo, vale decir los organismos civiles te han elegido para luchar contra el abuso del poder.

Bueno, soy la presidenta civil y estoy afinando mi discurso.

¿Qué es lo primero que dirás?

Que este mundo tal como está ya no es posible, que no va más, que no nos sirve. Solo un cambio radical en diálogo activo con la sociedad civil permitirá la democracia y la justicia social a nivel global. Llegar hasta este punto me confirma que no equivoqué mi camino. Luchar por los derechos me hace sentir mejor persona, le doy sentido a mi vida.

¿Cuál es tu mejor derecho?

Haber logrado mi autonomía como persona. Esto tiene que ver con lo económico en la medida que soy profesional, mi independencia sexual y física también ha sido uno de mis mayores triunfos. A mis padres conservadores les costó mi independencia, pero al final aceptaron mis luchas.

¿Alguna vez te has sentido loca por guerrear tanto en la calle?

Muchas veces, pero si no tienes algo de locura te mueres y no tienes audacia, no me gustan los tibios aburridos.

Tenemos Gina para rato...

Eso espero. Acabo de cumplir 60 años...

¿Sesenta? Mi santa madre, ¿cómo te conservas? Luchando, peleando. La pasión ayuda.

¿Y sigues pensando que hombre y mujer son iguales?

Como dice una feminista española: ambos tenemos derecho a la maldad. Mi lucha va por la igualdad ante la ley porque no quiero que el modelo jerárquico del hombre sea el que me gobierne.

Simone de Beauvoir decía que la independencia de la mujer comienza en el monedero...

La independencia económica te da libertad en el desplazamiento, pero si no consideramos que las mujeres hacemos una enorme contribución desde nuestro trabajo doméstico la desvalorización será permanente.

No te imagino como ama de casa.

No creas. Me encanta cocinar, eso heredé de mi madre. Mi ají de gallina y carapulca son recontrapedidas. Cuando quiero agasajar a la gente que amo, cocino.

SEPA MÁS

54 de cada 100 peruanos son pobres. En algunos departamentos de la sierra sur la pobreza alcanza a más del 80% de la población. 50 de cada 100 niños y niñas peruanos padecen de desnutrición.

El 26,7% del presupuesto nacional aprobado para el 2005 fue destinado al pago de la deuda pública total. Educación recibió el 15,9% y Salud y Saneamiento el 7,9%

Fuente: El Comercio Viernes, 2 de Setiembre de 2005



2005-09


Otros textos

Quizás también te interese

Género y cultura en la planificación al desarrollo

Esta Guía puede resultar útil para hacer planificaciones participativas (...)


Declaración de las mujeres por la Soberanía Alimentaria

Estamos movilizadas. Luchamos por el acceso a la tierra, a los (...)


Live 8: Bonanza de los Medios Corporativos

Os aconsejamos especialmente este artículo con datos muy concretos sobre el (...)


Analizando la Cumbre del Milenio desde la perspectiva feminista

Las mujeres mencionan los logros de los acuerdos de la Cumbre Mundial de (...)


America Latina genera ... la ciudad del conocimiento

Os presentamos un portal con interesantes y amplios contenidos en género y (...)


La sociedad civil ante la Cumbre del Milenio de la ONU

Acaba de celebrarse la Cumbre del Milenio en la que han participado los (...)


España apoya a UNIFEM y firma un acuerdo marco que financiará programas de cooperación especialmente en América Latina

Fue un momento especialmente emotivo e histórico. El Salón de Embajadores (...)


1997 - 2014 Mujeres en Red. El periódico feminista