Mujeres en Red
twitter
twitter


Ser mujer. En el aniversario de Simone de Beauvoir.

Visitas: 8976    Enregistrer au format PDF   

Para muchos, ser mujer no será más que un dato biológico. Para quienes hemos leído a Simone de Beauvoir, “ser mujer” significa todo un programa de vida, ya que “no se nace mujer, se llega a serlo”. Nacemos “hembra humana”, pero ser mujer supone superar lo biológico sin anularlo, claro.

Para Benazir Bhutto sin duda que ha sido un programa, tal vez a su pesar, un programa que se trocó en destino. No digo que si hubiera sido varón no habría sido asesinada, pero siendo mujer en un país mayoritariamente musulmán y habiendo sido la única presidenta en estos países, estaba cantado que no iba a durar mucho en un ambiente de integrismo patriarcalista. “No tengo miedo”, proclamó Benazir al volver a su país después del exilio. Afirmar semejante estado de ánimo en un mundo en el que lo más importante parece ser la seguridad después de meternos el miedo en el cuerpo las veinticuatro horas del día, supone una verdadera hazaña. Lo demostró exponiéndose a la multitud. Ignoro si habría sido ahora una buena gobernante, pero con su muerte se ha convertido en un mito, como Indira Gandhi, que también fue asesinada.

Sin embargo, hay muchos modos de asesinar a las mujeres. Fue lo que le sucedió a Ségolène Royal con los machitos de su partido, cuyo frenético lema acomplejado era el de “todo salvo Ségolène”. Esos tarados que ladraban diciendo que ella no era lo suficientemente izquierdista y hoy están en el gobierno de Sarkozy o presidiendo organismos internacionales de marcado tinte neoliberal.

También tenemos otros muchos modos de asesinarnos a nosotras mismas, es decir, de suicidarnos. Aspirar a la “igualdad” como meta política suprema no pasa de ser una mediocridad. Tal vez en muchos momentos tuvo sentido, como cuando Olimpia de Gouges enarboló sus derechos de la mujer y de la ciudadana, pero hoy tendríamos que ponernos metas más sustantivas. Mientras estamos luchando por la igualdad nos olvidamos de que lo urgente y lo importante es cambiar el modelo de mundo, el paradigma viril por el que se rigen la igualdad y la diferencia mismas. Porque no creamos que reivindicar la diferencia supone partir de un paradigma político y mental superador del anterior. Todavía no.

“Ser mujer” hoy, como programa, para mí significa: confiar, siempre, en las posibilidades de lo humano, de ese ser que gestamos y alumbramos en comunión con la vida; elevar nuestro nivel humano al máximo de lo posible creativo, y no de lo limitado masculino; concebir de nuevo el mundo, un mundo en el que tome cuerpo la equidad, la empatía, la sabiduría y la alegría de existir; levantar la enseña de la liberación, de la rebelión, de la libertad a la medida de lo humano; desplegar la inteligencia dormida, la experiencia viva, y los deseos latentes para la construcción de ese mundo que soñamos.

Puedo seguir diciendo generalidades, todo para comparar la posibilidad de propuestas superadoras hasta el infinito de aquello de aspirar a la igualdad con el varón. En realidad esto último es lo que propuso Simone de Beauvoir, pero en su tiempo ya fue mucho. Nos abrió las puertas, pero hoy hemos rebasado aquel horizonte. Me parece deprimente lo que afirma Marie Hélène Bourcier sobre Beauvoir: “Es importante que haya demostrado que la masculinidad no estaba reservada a los hombres sino que se trata de un signo cultural y social accesible a todas”. Total, que pasamos de la biología como destino a la masculinidad como aspiración.....pues vaya plan.

Gracias, Simone, seguiremos pensando, actuando, imaginando políticamente; seguiremos amando la libertad.

CASANDRA

“Nací a las cuatro de la mañana, el 9 de Enero de 1908, en una habitación de muebles lacados de blanco que daba al bulevar Raspail”

(Memorias de una joven formal)


Fuente: Casandra. El blog de Victoria Sendón de León


2008-01


Otros textos

Temas :
Historia

Quizás también te interese

El ama de casa y su salario o de adónde conduce el amor

Hay cosas que desgraciadamente, no cambian. Por ello nos resulta (...)


Mujeres con historia. Nombres propios

ALDINEZ, MARIA Empresaria panadera madrileña de la Edad Media. Poseía un (...)


Un grupo de feministas provoca la suspensión del pleno de la Cámara durante casi una hora

Texto publicado en el Noticiero Universal el 29 de abril de 1982 sobre una (...)


Las 80 españolas que conquistaron Paraguay en 1556

La novela "Expedición al Paraíso" (Ediciones Espuela de Plata), de la (...)


Campoamor y el voto femenino

A ella esa victoria le costó primero su carrera política y un solitario (...)


Jaime Cortezo: Aunque la ley cambie, la verdadera discriminación de la mujer continuará en la calle

Este era el espíritu en la España postfranquista en relación a los derechos (...)


Ellas lo consiguieron. 75 aniversario del voto femenino

Reportaje publicado en El País con motivo de la lucha por el derecho al (...)


1997 - 2014 Mujeres en Red. El periódico feminista